Business Yachtclub en Lavanguardia

por BYCTeam

Las otras formas de tener barco

 

Disfrutar del mar no exige necesariamente comprar un barco: el alquiler, en sus diversas variantes, es un sector en alza

Suso Pérez / Raúl Montilla

 

Una forma diferente de comprar una embarcación - para disfrutarla y sacarle rendimiento - y también de disfrutar de la afición de la náutica, sin tener que preocuparse del mantenimiento, del amarre, sin tener que hacer una gran inversión… Es el charter, el mercado de alquiler de embarcaciones que, a pesar de la crisis, sigue creciendo. Concretamente un 23,76% en el 2010 según datos de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN). En el Salón Náutico Internacional de Barcelona la oferta es variada.

Business Yachtclub es un club de navegación que tiene una flota de cuatro veleros J80 en el Port Vell de Barcelona. Ha reunido a unos 90 socios que pagan 39 euros mensuales como cuota base, que incluye una jornada de navegación al mes. A partir de ahí cada socio navega todo lo que quiera, pagando otros 39 euros cada vez. Existen dos modalidades: navegación, acompañado de un patrón, en viernes, sábado o domingo, o charter, es decir, libremente, cualquier día, con amigos o familia. Michele Franchi, responsable de la empresa, explica que el éxito del club ha venido propiciado por su faceta social, de lugar de encuentro de gente que quería navegar y que en muchos casos no tenía con quién hacerlo. Durante el salón, Business Yachtclub regala la matrícula, 190 euros, a los nuevos socios.